Respuesta al documento suscrito por el Señor obispo excomulgado, Don Juan José Squetino Shattenhofer.


10 Nov
10Nov



“Abatida ha sido tu soberbia hasta los infiernos, cayó tu cadáver: debajo de ti se tenderá la polilla, y tu cobertura serán los gusanos. ¿Cómo caíste del cielo, ó Lucifer, que nacías por la mañana? ¿Cómo caíste en tierra, tú que llagabas las gentes? Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, sobre los astros de Dios ensalzaré mi solio, me sentaré en el monte del testamento, a los lados del Aquilón. Subiré sobre la altura de las nubes, semejante seré al Altísimo. Más al infierno serás precipitado en lo profundo del lago: Los que te vieren, se inclinarán a ti, y te contemplarán: ¿Por ventura es este el hombre, que conturbó la tierra, que estremeció los reinos?” Profeta Isaías XIV, 11.



Respuesta al documento suscrito por el Señor obispo excomulgado, Don Juan José Squetino Shattenhofer: “Respuesta al Pbro. Vergara”, con fecha de 9 de noviembre de 2019.


Estimado Señor Obispo, reconozco su capacidad para escribir a un servidor, congruente desde luego, con su personalidad, su fisonomía espiritual y su común modo de obrar.  

Estuve por algunos meses en la Fundación San Vicente Ferrer, entregado al servicio de Dios Nuestro Señor, hasta que descubrí o se hicieron evidentes por Providencia Divina, los HECHOS contra la moral, la teología dogmática, el Derecho Canónico, la liturgia, no de los integrantes por quienes guardo respeto y admiración, sino por el Obispo Squetino, responsable y autor de gravísimos daños silenciados y finamente manipulados por una ingeniería social eclesiástica. Es por eso, que decidí para evitar el escándalo, retirarme en silencio, pero, al recibir amenazas, admoniciones verbales de excomunión entre otras vejaciones de un hombre homosexual con mitra, denuncio los atropellos de Juan José Squetino, a quien deseo ver de frente, que no se esconda, que no sea cobarde.

“Una cosa es lo que ‘debe’ ser y otra lo que es en realidad. Hay obispos santos, muy santos, así como hay obispos pecadores, muy pecadores.” Pbro. Dr. Joaquín Sáenz y Arriaga,  'Sede Vacante', página 4.


Contenido


I.- Le pido encarecidamente, por amor a la Iglesia Católica, por el bien de su alma y por la salvación de las almas a Usted encomendadas que se porte bien.

II.- Comentarios a a la carta del Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino Shattenhofer: “Respuesta al Pbro. Vergara”, con fecha de 9 de noviembre de 2019.

III.- Sobre la carta del 25 de junio de 2019. 




I.- Le pido encarecidamente, por amor a la Iglesia Católica, por el bien de su alma y por la salvación de las almas a Usted encomendadas que se porte bien. 

1.- Elimine de su vida, la costumbre de besarse con los hombres, de tocarlos en partes deshonestas, no revisar el pene y mucho menos succionarlo. 

Cabe mencionar, que dentro del ritual judío: ‘metzitzah b’peh’, un tipo primitivo de circuncisión antiguo, el rabino chupa el pene del niño, para extraer la sangre; consideran que forma parte de la praxis religiosa hebrea sin ningún daño moral ni sexual. 

En la interpretación cabalística de la praxis religiosa hebrea es licito besarse entre hombres, toman como argumento desviados de la verdad: Génesis XXXIII, 4: "y bésandole lloró"; Génesis XLV, 15: "Y besó Joseph a todos sus hermanos"; Génesis XLVIII, 10: "Y habiéndoseles acercado, besando y abrazándolos"; Éxodo IV, 27: "El cual caminó al encuentro de él al monte de Dios, y le besó"; Éxodo XVIII, 7.    

Es sumamente interesante conocer, que mediante estas prácticas con aparente "ataque del demonio", o estado de inconsciencia, se pretende "beber el espíritu" para hacerse más fuerte, dentro de los rituales y pensamientos de las artes oscuras. Por ello las víctimas experimentan además de los frutos del pecado, una desolación, pérdida de la fuerza espiritual y una "esclavitud" hacia su agresor. 

Dentro de  la religiosidad hebrea, el Zóhar, es uno de los pilares de la cábala, dice que todo hombre deberá encontrar una mujer con quien compartir su vida pues a través de esa unión se refuerza su fe y es allí donde la Divina Presencia, no se separará de él jamás. A través de la unión con la mujer, Dios penetra en el hombre.

2.- No viole el sigilo sacramental, no utilice la confesión para controlar a los fieles.

3.- Guarde los ayunos y abstinencias que manda la Iglesia, pues Ud. ordena que sólo se guarde ayuno y abstinencia el viernes santo.

4.- Rece el Oficio Divino como lo manda la Iglesia, no impida que sus sacerdotes lo recen.

5.- Distinga la Doctrina de la Iglesia sobre el Sumo Pontífice, de la aplicación contra la misma Iglesia en la manera como predica la teoría conclavista o squetinista. 

Reza el pensamiento hebreo: “Cuando Roma sea destruida, Israel será redimida”. (Talmud Abadian, s. n. con.); “Tan pronto como el mesías Rey se proclame a sí mismo, destruirá Roma y hará de ella un desierto. Espinas y rastrojos crecerán en el palacio del Papa. El empezará una guerra sin piedad a los no judíos y se les subyugará. Él los aniquilará en masa, matará sus reyes y asolará toda la tierra de los romanos. Él dirá a los judíos: ‘Yo soy el Mesías Rey por quien habéis estado esperando. Tomad la plata y el oro de los goyims’“. (Josiah 60, 6, rabino Abarbanel a Daniel 7, 13).

6.- Deje de defenestrar a sus hermanos en el episcopado, de levantar calumnias contra las Congregaciones. 

Pensamiento hebreo: “No hagas acuerdos ni muestres piedad a los cristianos”. (Hilkhpth Akum x, 1); “Los judíos tienen que ocultar su odio por los cristianos”. (Iore Dea 148, 12 h). “La hipocresía está permitida cuando el judío la necesite, o cuando tenga motivos por temor. Puede decir al no judío que le ama”. (Schulchan Arukh, palabras del rabino Josef Caro). “Los judíos pueden jurar falsamente por el medio del uso de palabras de subterfugio”. (Schabouth Hag. 6 b).

7.- Cuide a sus sacerdotes, busque a los que Usted ordenó.

8.- No mienta, su manera de hablar de los demás y defenestrar no sea la descrita por el padre Méramo: “lenguaje de ramera”. 

Cabe mencionar que la mentira es autorizada por la religiosidad hebrea: “Los judíos pueden usar mentiras para engañar a un gentil”. (Babha Kamma, 113 a); “Proclamamos que es lícito hacer uso de la mentira y del perjurio si se requiere condenar en un juicio a un no judío”. (Baba Kama, 113b). “El nombre de Dios no es profanado si un judío engaña a un cristiano”. (Babba Kama 113 b,)

9.- Asuma sus obligaciones, responsabilidad y consecuencias de sus actos, de sus errores y no se dedique a culpar a quien le dice la verdad o le contradice. La serie de calumnias, junto con el cambio de actitud contra mi persona, surgieron desde el momento que no me sometí a sus ordenes en contra del Derecho Canónico, contra el Magisterio de la Iglesia. De antemano, agradezco todas las difamaciones, diatribas, señalamientos sin fundamento y los ardides contra mi persona, gracias, muchas gracias. Dios le bendiga.

10.- Al conculcar de una manera sistemática, permanente y sin motivo católico al Magisterio de la Iglesia, la destrucción del sacerdocio mediante la ordenación sacerdotal de los no idóneos, su costumbre por comer carne los viernes de cuaresma, su obsesión enfermiza por ser el "Papa", entre otro muchos atropellos; tienen su génesis en la cábala judía: "El hebreo es el dios viviente, el dios encarnado; es el hombre celeste, el Adán Kadmon. Los otros hombres son terrestres, de raza inferior. Sólo existen para servir al hebreo. Son pequeñas bestias.” Kaballah ad-Pentateuco, Fol. 97, Col. I; Congruente con su filosofía esotérica, las obras que Usted realiza son santas: "Siendo el hombre dios, sus instintos son de esencia divina, y divinas sus necesidades". Pablo Rosen, 'Satán y Cia.' página 225.

“Abatida ha sido tu soberbia hasta los infiernos, cayó tu cadáver: debajo de ti se tenderá la polilla, y tu cobertura serán los gusanos. ¿Cómo caíste del cielo, ó Lucifer, que nacías por la mañana? ¿Cómo caíste en tierra, tú que llagabas las gentes? Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, sobre los astros de Dios ensalzaré mi solio, me sentaré en el monte del testamento, a los lados del Aquilón. Subiré sobre la altura de las nubes, semejante seré al Altísimo. Más al infierno serás precipitado en lo profundo del lago: Los que te vieren, se inclinarán a ti, y te contemplarán: ¿Por ventura es este el hombre, que conturbó la tierra, que estremeció los reinos?” Profeta Isaías XIV, 11.


II.- Comentarios a a la carta del Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino Shattenhofer: “Respuesta al Pbro. Vergara”, con fecha de 9 de noviembre de 2019.


Agradezco profundamente don Juan José Squetino cada una de sus calumnias, señalamientos sin fundamento, procacidades contra mi persona; en verdad son un regalo de Dios: ¡muchas gracias!, en honor a la verdad escribo lo que es de su conocimiento.


1.- Usted afirmó que el Padre Manuel Martínez, -por quien tengo un profundo respeto- "expulsado" de su comunidad tiene problemas de homosexualidad, pedofilia, trato carnal con mujeres, se encargo a través de pecados contra el sexto y noveno mandamiento de separar a la hija de don José, feligrés de Atlajomulco; y usted aseguro que tenía por costumbre tocar a las religiosas en partes deshonestas, incluso que una del estado de Oaxaca perdió la fe por trato carnal, y que acostumbraba bañarse en la alberca con ellas; que es un alcohólico empedernido, que acostumbraba ver pornografía en la casa donde usted vive, que no celebraba la santa misa, que nunca visitaba el Santísimo Sacramento. ¿Habló con la verdad o mintió?

Por lo cuál, encarecidamente le pido que sea Obispo, que cumpla con sus obligaciones, sea Pastor y no acusador o mercenario, pues usted aseguró que nunca se dio cuenta, porque usted es un hombre de muy buena fe. 

2.- Mentir es de cobardes, de espíritus inferiores y de judíos. Usted, Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino, afirmó en su visita a la comunidad de Cristo Rey: “el padre Hernán es un santo, un hombre muy bueno, de muchas virtudes, muy noble”, en diversas conversaciones hizo las mismas aseveraciones, de hecho, la comunidad de Cristo Rey tiene gratos recuerdos de su predicación y comentarios en este rubro. ¿Lo recuerda Señor Obispo? Aún existen grabaciones de sus conferencias y platicas donde están consignadas sus alabanzas, que la gente creyó, por la razón de que un Obispo no miente, ni es hipócrita, ni adulador.

Ahora, Usted Señor Obispo escribe: “Es Ud. una persona vil, baja,”, “es Ud. rencoroso y vengativo.”, “Ud. podrá engañar a mucha gente que lo conoce solo por internet, pero no a los que lo conocemos en la vida real, y lo vivimos y lo soportamos con caridad cristiana todo el tiempo, ud. lo sabe. Ud. a mi personalmente me provoca más lástima cristiana”, “Habla de judíos infiltrados ¿Y Ud. va a consultar a brujos?”. Mi consejo Señor Obispo, no mienta. 

Señor Obispo excomulgado ¿Usted de quién habla bien?, ¿Quienes son los buenos para Usted?... Usted descalifica a los señores obispos que no piensan con usted, usted condena a los sacerdotes que le dicen la verdad, maldice a las Congregaciones. ¿Existe en el mundo alguien bueno aparte de Usted?...

Obispo Squetino ¿Usted de quién habla bien? del padre Manuel Martínez es lo peor, del padre Rafael Lira Gutiérrez dice: "un negro impresentable que sirve a los Maravel"; de monseñor Luis Armando Argueta: "Es un alcohólico, endemoniado, pobre"; del padre Jesús Becerra Rodríguez: "es un gato de Trento"; del padre Sixto Machaca: "el indio peruano"; del padre Luis Alberto Madrigal: "pobre hombre, está loco"; del padre Daniel Pérez: "Ese hombre es un mafioso"; de Monseñor Pivarunas: "Que bueno que le dio el infarto, a ver si así entiende"; De Monseñor Dolan: "Es un homosexual", del padre Roberto Mardones Aravena: "Es un joto maricón"; del padre Juan María Ibacache: "de Juan María no quiero saber nada, es una señorita, además de que dicen que es homosexual"; y así podría continuar citando sus abundantes comentarios de sobre mesa, donde descalifica prácticamente a todos. Creo, si mal no recuerdo, a quién alaba bastante es al padre Sergio Ruiz Vallejo "Es un hombre de Dios, solíamos rezar los viernes los salmos".

3.- Usted me comento, al igual que al hermano José, Armando Ramírez,  a la Madre Lourdes y a otros fieles que un servidor es muy noble y aseguró: “este hombre va a salvar muchas almas”, “todos en la fundación estamos muy contentos con Usted”; ahora usted afirma: “Todos lo conocimos a Ud. acá en la Fundación y no solo nosotros, también los fieles y en ninguno quedó un buen recuerdo de su pasaje por acá”. 

Incluso recuerdo ahora, que en el césped de la Fundación Usted me comento junto a Jesús Pérez: “Usted es muy bueno, usted va hacer mucho bien”; y después del sermón dominical que di en la santa misa en la calle Arista de Guadalajara el domingo 27 de enero de 2019, Usted me dijo y lo reiteró en el seminario junto a Jesús Pérez: “Ese sermón del domingo hizo muchísimo bien, se confesaron muchísimas almas, Usted toco el corazón y ahora todos quieren rezar el Rosario”. ¿Qué le sucede Monseñor Squetino? No tiene necesidad de mentir para defender su persona. Dios ve sus obras, no mienta, mentir es de cobardes, de soberbios, de espíritus inferiores y de judíos. 

Recuerde que Usted callaba al hermano José, porque decía: “El padre Hernán es un santo”, y Usted me dijo: “Usted podría ser el próximo Obispo, sería un buen obispo” ¿Ya no se acuerda, o es mentira?... Le aconsejo Monseñor que no escriba con el objetivo de defenderse, desacreditarme, eso suele llevarlo a crear escenarios falsos, ajenos a la realidad. Usted le hablo a mi hermana para decirle: “El padre Hernán es muy noble, muy santo…” Por favor Monseñor, ahora sí, le aconsejo vaya a confesarse antes de celebrar la santa misa, o su estado metal es dudoso. 

4.- Usted escribe: “además ya frecuenta otra vez las instalaciones de la Autónoma de Guadalajara” Señor Obispo, por caridad, por amor a Dios no sea mentiroso, tenga la decencia de hablar con la verdad. Y por otra parte ¿Ir a la Autónoma de Guadalajara es pecado?... No hable como ramera, diga las cosas como son. Entiendo su odio acérrimo que siente por esa institución que le abrió las puertas hace mucho tiempo, entiendo su odio satánico contra la Sociedad Sacerdotal Trento, pero no permita, que su frustración lo lleve a crear escenarios falsos, calumniosos y basados en su postura argentina. Sin embargo, lo entiendo perfectamente, y se el génesis de su problema: “Los judíos nunca deben cesar de exterminar a los Goim; no les debe dejar nunca en paz...”  Aboda Zarah (26b) Talmud.

Toda Congregación, Instituto, Señores Obispos y hombres de Iglesia que tienen éxitos, los aprecia Usted como una ofensa, como si le quitarán un punto de honra. 

Con todo respeto señor obispo, si hacemos un análisis de sus comentarios de los hombres de Iglesia, prácticamente todos son malos o tienen algo de malo, ¿se ha percatado de ese punto?; por el contrario, Usted nunca se equivoca, siempre es víctima, siempre obra de buena fe; pero la realidad es que la Fundación San Vicente Ferrer esta llena de irregularidades, de misterios, de silencios, de "cosas raras"...

5.- Es muy interesante sus comentarios de la comunidad de Dos Ríos Veracruz, donde con la gracia de Dios se hizo mucho bien, material y espiritual; lugar que ahora tiene como párroco, al padre Martín Gómez Bravo, con una excelente labor. Lamentablemente Usted, como suele ser su infame costumbre, afirmó sin argumentos del padre Gómez: “Es un perverso, sólo le interesa el dinero, no quiero saber nada de ese hombre”.

Incluso Señor Obispo Squetino, me informó, que el Padre Gómez le había enviado a Usted documentos, exámenes clínicos dónde testificaban la homosexualidad de un hombre de Iglesia al que Usted confirió ordenes sagradas, incluso exámenes con VIH positivo. ¿Lo recuerda? O eso es mentira…

6.- Me sorprende Señor Obispo, su capacidad de crear escenarios falsos, Usted afirma: “¿Y Ud. va a consultar a brujos?”. No mienta Señor Obispo, el que tiene esas costumbres es Usted, y aún mayores,  pues dos sacerdotes y algunos feligreses, desde luego de los detestables, de los judíos e impresentables para Usted, aseguran que Usted tiene prácticas satánicas. Recuerde que Dios lo ve Monseñor Squetino, viene a mi mente una de sus sentencias lapidarias: “Y QUE TODO LO QUE AHÍ SE ESCRIBE DICE MÁS DEL QUE LO ESCRIBE QUE DE MÍ.” Monseñor Squetino, “Acusaciones contra Mons. Squetino por un sacerdote” 31 de agosto de 2019. 

Señor obispo si usted quiere tener coherencia y quiere tener credibilidad, usted debe mantener una posición, en materia doctrinal la de la Iglesia Católica, y en las cuestiones de hombres de Iglesia mantengase, no incurra en la chismocracia, lo que dijo "Juan", escuché, me lo dijeron pero no puedo decir quien, como suele ser su costumbre entre su circulo más cercano para erigirse en portador de la verdad. Usted a perdido la voz, la autoridad, ha perdido la independencia porque lo único que le interesa es defender su persona, la Iglesia le interesa en cuanto que le es útil a Usted lamentablemente.

7.- Usted señor obispo excomulgado, o a perdido el uso de razón, o se le olvidan sus mentiras, o ha perdido la dimensión de la realidad. Usted escribe: “Nunca violé el secreto de sus confesiones, nunca.” Dios es mi testigo, como el Padre Daniel Cruz, me informó privadamente de los pecados que Usted le había comentado para desprestigiarme, los cuales Usted únicamente lo sabia por la confesión; además de otras ocasiones que vía telefonía usted a manera de chiste, sacaba los temas conocidos única y exclusivamente en la confesión. Monseñor, piense en las cuentas que ha de dar a Dios Nuestro Señor, tómese el tiempo de analizarse y hacer un examen de conciencia; el hecho de ser obispo no lo exime de pecado ni de estar excomulgado. Además del testimonio de dos feligreses que rehuyen confesarse con Usted por que utiliza esa información fuera del confesionario.

Recuerde Monseñor, que Usted me dio la instrucción: “La confesión es un medio muy importante para el control”. ¿Ya no se acuerda?... o es una calumnia más.

8.- Usted señor Obispo excomulgado escribe: “¿Por qué en el Seminario varias veces binaba (decía dos Misas el mismo día) sin causa canónica suficiente cuando decía Misa en la mañana a los Seminaristas y a la tarde a las Religiosas en su convento sin que nadie se lo hubiera pedido, además contra la costumbre de nuestra comunidad a tenor del canon 806 párrafos 1 y 2?” ¿Si eso es cierto, porque no lo corrigió en el momento?,  ¿si eso es cierto Usted fue cómplice? Lo más grave es que su estado mental este severamente dañado.

9.- Usted señor Obispo escribe: “¿Qué autoridad eclesiástica conforme al canon 1384 le autorizó a Ud. a publicar todos los artículos personales y doctrinales con los que invade las redes sociales? ¿Por cuál censura eclesiástica previa pasaron?” La verdad me da un poco de risa, porque Usted fue el que me dio la instrucción y el mandato de no dejar de hacer esa santa labor, porque muchas almas estaban cambiando de vida, incluso, recuerdo que usted afirmó: “En Monterey lo tienen por un Santo” ¿Sí lo recuerda? O es mentira…

10.- Usted escribe: “¿Cómo puede Ud. ejercer el ministerio sacerdotal públicamente si canónicamente hablando Ud. está Suspendido a Divinis a tenor de lo cánones 2370 y 2372 por haber osado recibir órdenes sagradas de mano de un Obispo suspenso por haber sido consagrado sin cartas apostólicas ni Mandato Romano?” Repito lo que le dije a Usted, “Monseñor hay que estudiar”, de verdad Monseñor y se lo reitero ahora, estudie, hay casos particulares tipificados para la vacancia de la Sede Apostólica.

11.- Vuelve a mentir, o constatar que su estado mental es dudoso, escribe: “Ud  me acusa de celebrar sin acólito. Sí, a veces lo hacemos cuando no loo hay, cómo lo hace Ud. cuando da Misa en el Oratorio de su casa y asisten dos miembros de su familia que no pueden acolitar, yo lo vi. (sic.)” 

1º Yo no lo acuso, es el Derecho Canónico. Usted tiene un problema con la verdad, con la justicia, con la honestidad, con el Magisterio de la Iglesia.

2º Lo hacen siempre que pueden, ¡no sea mentiroso!.

3º En el oratorio de mi casa, el acólito es mi sobrino siempre, ese día Usted había prometido acolitar, pero, se quedo dormido por las botellas de vino que bebió un día anterior. Llego Usted tarde y sin bañarse. En ese mismo oratorio, yo le ayude a Usted a misa por la tarde, donde estuvieron presentes dos religiosas. ¿Lo recuerda? O son mentiras…

12. Monseñor, con todo respeto, no ocupa mentir para defenderse Usted, defienda  a la Iglesia, pero no ofenda a Dios; escribe: “Me acusa de decir la Misa “demasiado rápido” no como Ud. que a veces en el convento tardaba 2 horas o más empezando a las 8:00 y terminando después de las 10:00 sermón incluído. (sic)” 

1º Usted celebra misas de quince minutos, eso no cabe duda. 

2º Si yo celebraba misas de dos horas, como Usted mentirosamente afirma ¿Usted siendo el Obispo, la autoridad, porque no me corrigió? ¡No mienta! La mentira es de Satanás y de sus hijos, los judíos por excelencia: “Proclamamos que es lícito hacer uso de la mentira y del perjurio si se requiere condenar en un juicio a un no judío”. (Baba Kama, 113b). “El nombre de Dios no es profanado si un judío engaña a un cristiano”. (Babba Kama 113 b,)

13.- Con todo respeto Monseñor, transcribo sus palabras:  “Ya no contesto más nada de sus acusaciones sin más fundamento que el odio, el rencor y el deseo de venganza porque no terminaría más.” Es curioso, por una parte cuando estaba en su buen ánimo, aseguraba que era un santo, un hombre de Dios.  Ahora que le hable con la verdad, escribe: “sus acusaciones sin más fundamento que el odio, el rencor y el deseo de venganza”… En este punto interesante Monseñor, ya que Usted me brinda la oportunidad, le comento: 

1º El Padre Daniel Cruz me dijo, que Usted me tenía envidia, que Usted quisiera tener la Iglesia que gracias a Dios tenemos en La Paz. 

2º El Padre Isidoro me comentó: “ya sabe como es Monseñor, se pone nervioso y se encierra, no puede como usted”. 

3º Tres feligreses cercanos a Usted, me informaron, comentaron y sugirieron que me fuera: “Usted aquí no va crecer mientras este Monseñor, nadie puede ser mejor que él… con mucha discreción le digo: Monseñor le tiene envidia”.

14.- Usted escribe: “Otra cosa que me gustaría aclarar, y es que el P. Daniel Cruz no publicó la carta abierta dirigida a mí hace un mes o dos”. Señor Obispo, eso arréglelo con el sitio que lo publico, tenga orden, no cometa el error de adjudicarme todos los señalamientos contra su persona, eso es una ¡CALUMNIA!

15.- Usted escribe:  “Ni soy Nelson Suarez ni los otros que dice, según eso el P. Daniel, ni estoy en ningún grupo de Facebook ultaconservador simplemente porque no uso Facebook.” 

1º Nuevamente le informo señor obispo, eso dígaselo a quien lo escribió, al sitio que lo publicó, no me adjudique todos los señalamientos a su persona, Usted está creando un escenario donde un servidor es el autor de todos los señalamientos contra su persona.

2º Desconozco si Usted tiene Facebook, lo que Usted es testigo, que al minuto uno que publique en mi Facebook, -el cuál lo tenia con su total aprobación- me llamó por teléfono para pedirme, ordenarme que quitara una publicación del Padre Manuel Martínez: “No quiero que publiques nada de ese pedófilo, que se las publique Pivarunas” del padre Martínez, a quien le tengo respeto y veneración, Usted dijo que estaba aún con Gustavo Haro Veyna, y por otra parte aseguró el Padre Daniel Cruz que Usted lo va a confesar hasta Tijuana, y se van solos a un retiro en Mazamitla, y que se les imputa una relación homosexual donde Usted es la mujer. 

16.- Usted escribe:  “No me interesa Ud. ni sus escritos ni su persona, rezo por Ud. todos los días y eso me basta, Dios a su tiempo se encargará de juzgarnos a Ud. y a mí. Hay un tiempo para cada cosa, cuando vino con nosotros, quisimos ayudarlo, pero eso ya pasó.” Curioso Monseñor, es en verdad un tanto divertido analizar sus falacias: 

“No me interesa Ud. ni sus escritos ni su persona” y entonces para que escribe, ¿por qué me dedica un documento?, ¿cuál es el motivo de enviarme mensajes extraños en la madrugada?... ¿o sólo cuándo pedía o le daba dinero? 

“cuando vino con nosotros, quisimos ayudarlo” Es en verdad Usted el hombre de las mentiras, pues Usted me dijo que hacia mucho bien, más de lo que imaginaba, que era un gran regalo para la Fundación; recuerdo que el Padre Isidoro y el hermano Bernardo cuando me invitaron unas cervezas aseguraron: “Usted vino a despertar la Fundación… estábamos todos dormidos”.

17.- Sobre las religiosas Señor Obispo excomulgado, usted escribe:  “Es Ud. una persona vil, baja, sin ningún tipo de códigos refiriéndose a nuestras buenas Religiosas como “esclavas, que solo se las utiliza para la limpieza, que tienen el cerebro lavado y aún mancilladas”. A esposas de Cristo ofende y con El se las arreglará. Ud. las conoció, quería con insistencia ir al convento a darle pláticas, les daba sermones de más de una hora, conferencias de más de 3 horas, y hasta esperaba mi permiso para confesarlas, yo creo que Ud. deseaba ser el “confesor extraordinario” que tanto menciona en sus artículos, gracias a Dios y a María Santísima que eso no sucedió, las hubiera destruido como todo lo que Ud. toca. Y sepa que el sentimiento y la impresión que dejó en ellas fue de miedo, sí Padre, Ud. les dio miedo como a otros fieles que me dijeron que su Misa les daba miedo.” Nuevamente me sorprende su capacidad de mentir, propia de la sangre milenaria: “Los judíos pueden usar mentiras para engañar a un gentil”. (Babha Kamma, 113 a);

1º Gracias por sus calumnias, eso significa que gracias a Dios no tenemos la misma sangre. 

“esclavas, que solo se las utiliza para la limpieza, que tienen el cerebro lavado y aún mancilladas” Usted mezcla verdades con mentiras, lo que Usted pretende con su doble discurso es crear una antipatía, e involucrar a un convento para protegerse Usted.

 “quería con insistencia ir al convento a darle pláticas,” No sea MENTIROSO Sr. Obispo, todos sabemos que en la Fundación no se mueve la hoja de un árbol si usted no lo autoriza, cada vez que fui a dar platicas fue por orden de Usted, regularmente me acompañaba el Padre Isidoro Gómez, las religiosas en su momento me dijeron: “Estamos muy contentas, quisiéramos que viniera más seguido” No creo que mientan, salvo que alguien cambie los hechos; Usted me dijo, ¡Recuerde! Las Madres están maravilladas con Usted, dicen: "parecería que tiene mucha experiencia, están muy contentas”, y Usted dijo: “Ese ejemplo que les platicó del padre Heredía, de  la religiosa que cuidaba el gallinero les quedo grabado, muy edificadas con Usted”. Y ahora usted escribe: “Y sepa que el sentimiento y la impresión que dejó en ellas fue de miedo”, oiga Señor Obispo, por lo que escribe ud. es como el camaleón. Lo que es cierto que una de las religiosas que me pidió que no dijera su nombre –por miedo a que le pegara Usted-, es que a Usted le tienen miedo, que cuando se enoja es sumamente ofensivo, iracundo, y ya no comento los castigos de nalgadas que lo sé por usted. 

Incluso en una ocasión me ordenó que manejara el Tsuru rojo tinto de Guadalajara a Atlajomulco con dos religiosas ¿lo recuerda? 

 “les daba sermones de más de una hora,” Miente, y si así hubiera sido, ¿porque no lo corrigió al instante? Usted es el señor de las mentiras o tiene un trastorno mental. 

 “y hasta esperaba mi permiso para confesarlas,” Monseñor, es usted un mentiroso, mentiroso como Satanás, únicamente confesé en ocasiones distintas a dos religiosas por indicaciones de Usted. Y Usted mismo me dijo, que cuando una se quería salir, usted la llevaba hasta el altar, y ahí la hacia que dejara su anillo y que le dijera a Jesucristo que ya no quería ser su esposa, agregó “es que las mujeres hay que llegarle por ahí”.  

“yo creo que Ud. deseaba ser el “confesor extraordinario”” Lo que Usted crea, es en su mente, y en teología moral, eso se llama: “JUICIO TEMERARIO”, pero como Usted es obispo, es perfecto y santo.

7º Creo en verdad que las religiosas que están en la Fundación San Vicente Ferrer son excelentes, excepto una, que Usted sabe de quién hablo, quién en su manera de comportarse se manifiesta como si fuera su esposa: la superiora actual.

18.- En no pocas ocasiones he tenido que silenciarlo [protegerlo] a Usted, de varios casos que desdicen de un obispo místico, humilde, asceta: menciono el caso de Monterey, donde es de uso público que la casa donde usted se hospeda y se reserva el Santísimo Sacramento por un mes, es un sagrario fácil de abrir, una familia con costumbres anticristianas, que difaman a varios feligreses, y sobre todo del escandaloso caso, donde usted da dirección espiritual a puertas cerradas hasta por dos horas a una mujer de muy mala reputación; además una mujer que acudió a usted, asegura, que es una persona sumamente lujuriosa, dada a los abrazos, a los besos "santos", a inspeccionar y pretender tener poderes médicos. Además del caso que usted conoce de la inspección o auscultación del pene de un joven. Y aquí me quedo.

Cabe mencionar, que dentro del ritual judío: ‘metzitzah b’peh’, un tipo primitivo de circuncisión antiguo, el rabino chupa el pene del niño, para extraer la sangre; consideran que forma parte de la praxis religiosa hebrea sin ningún daño moral ni sexual. 


19.- Escribe usted: “Le sugiero que busque un Sacerdote que le haga un exorcismo,” ¿Y usted porque no lo hizo?, ¿por qué en varias ocasiones me pidió la bendición y usted se puso de rodillas? ¿por qué le dijo a mi familia, y a varia gente que yo era un santo? 

20.-  Escribe: “vaya con un psiquiatra”. El Padre Daniel Cruz me comentó que debido a las predicaciones de Usted tuvo que estar en tratamiento, y que usted le administraba a varias personas gotas, de las que Usted elabora para la depresión. Cabe mencionar que Usted señor obsipo excomulgado es el que ocupa un psiquiatra, Usted es el que está enfermo, sea convertido en el paradigma de la mentira.

21.- Escribe: “y asista a las juntas de AA para quitarse el vicio del alcohol” 

1º ¿Cuántas veces me comento eso en los cerca de cuatro meses que conviví con usted? ¿Cuáles son sus argumentos? Las veces que tome una o dos cervezas en la Fundación fue por que los que viven ahí me la invitaron, pues ellos acostumbran en abundancia el cigarro, y algunos miembros: yerba “canaris”. 

2º Perdóneme que se lo diga, pero quien bebe alcohol en abundancia es Usted, como lo pudo apreciar la comunidad de La Paz, que incluso por la mañana y en algunas platicas su olor era evidente; cada visita que Usted hacia eras dos o tres botellas para el Señor Obispo, recuerdo que una de ellas, cuando Usted se retiró a Guadalajara con Jesús Pérez, el joven que vive con Usted, se llevó una botella abierta en el camino ¿lo recuerda?... 

3º Usted me comentó que padece de una fuerte depresión, sobre todo al atardecer, que viene acompañada de llanto y dolor en algunas ocasiones, que padece de los nervios, motivo por el cual acostumbre un poco de vino.

4º Usted me comento, que su padre golpeaba a su madre, motivo por lo que tuvo que abandonarlo -si es que no mintió Usted- que su padre era un militar de excesos, tal vez en ello un psicólogo pueda encontrar cierta raíz a su inestabilidad emocional. 

“Los judíos pueden usar mentiras para engañar a un gentil”. (Babha Kamma, 113 a).

22.- Escribe: “para quitarse de su corazón y de su mente tanto odio.” De verdad es de riza, y cito sus propias palabras: “Y QUE TODO LO QUE AHÍ SE ESCRIBE DICE MÁS DEL QUE LO ESCRIBE QUE DE MÍ.” Monseñor Squetino, 'Acusaciones contra Monseñor Squetino por un sacerdote' 31 de agosto de 2019.

23.- Escribe “Yo creo que sólo así va a encontrar un día Ud. paz en su corazón, en su mente, en su alma y lo va a reflejar en su vida, cosa que hasta hoy no manifiesta ni en sus escritos, ni en su persona con aquellos que lo tratan ni en sus videos.” Es una dialéctica bastante interesante, que Usted mismo se descalifica: 

1º Usted me dijo en múltiples ocasiones, reiteradas por la madre Lourdes, por el Padre Isidoro Gómez, por el hermano José, por el hermano Bernardo –quien hasta hace poco le guardaba un verdadero pavor- que les infundía paz, que estaban muy agradecidos por los sermones, por los escritos; usted mismo me agradecía todas las imágenes y sentencias santas enviadas por wap sap, que hacían mucho bien y hablaban de un alma santa, recuerdo una frase: “No sabe el bien que hace, en todas partes lo conocen” ¿lo recuerda? Incluso en la Consagración mucha gente se acerco a saludarme, conocerme y pedirme por caridad que no dejara de escribir. 

24.- ¿Decir la verdad es pecado?, El Padre Méramo dijo de Usted: “tiene un lenguaje de ramera”, usted escribe: “Les pido perdón a todas las personas que puedan escandalizarse por esta carta, Dios sabe que traté por todos los medios de evitar el conflicto con el Padre Vergara a pesar de sus ataques.” 

“traté por todos los medios de evitar el conflicto con el Padre Vergara” Su conflicto es con la verdad, con la Doctrina de la Iglesia, con el Derecho Canónico. Congruente con su infame costumbre culpa a los demás. Simplemente he dicho la verdad, en todo caso el escándalo lo hacen sus HECHOS, lo único que le interesa a Usted es limpiar su nombre, hasta hoy no piensa en corregir sus faltas a los mandatos eclesiásticos. 

Por otra parte, ¿No es Usted el de la experiencia?, ¿No es Usted el Señor Obispo? Y entonces, si es como faltando a la verdad afirma, sencillamente, se lo chamaquearon.

25.- “siga vomitando todo el odio de su corazón contra mí” Monseñor por favor, eso es lo que usted hace cuando afirma y pone a Dios por testigo de que el Padre Manuel Martínez es pedófilo, homosexual, ratero, marrano, puerco, robador de mujeres de Atlajomulco; eso es lo que Usted hace cuando difama a sus hermanos en el episcopado, pero como es cobarde, no puede ni siquiera sostenerse y aparenta humildad como Jorge Mario Bergoglio, la espantosa abominación en el lugar santo. 

26.- Con todo respeto, vigile lo poco que tiene, en su seminario hay homosexuales, hay hombres que no deben vivir en ese lugar y son sus consentidos, hay mujeres y trato deshonesto. ¡cuídelo! Los culpables no son los buenos que viven ahí, sino su actitud que depende del su carácter del día, un día es un santo, otro un histérico, o una mujer. Tarde que temprano todo se sabe, ya los rumores y los hechos están bastante extendidos.

27.- Le sugiero muy respetuosamente que su tema central de platica sobre la mesa, no sea la homosexualidad, la perversidad de los obispos y su tema favorito: los tecos. 

28.- Usted cita varias veces a Monseñor Carmona, quien le confirió el orden sacerdotal, asegura que era un hombre santo. Le pregunto ¿Por qué le guarda odio satánico a la Sociedad Sacerdotal Trento? ¿Porque se expresa tan sacrílegamente de su hermano en el episcopado, el señor Obispo de Trento? Usted utiliza expresiones bajas. ¿Qué pasa? Usted alaba a Monseñor Carmona y por otra parte, destruye la obra de Monseñor Carmona, ¿Porque tanto odio?...

29.- Cuando Usted regresó de Cuba, de visitar a David Martínez, a quien Usted le nombra "el pedinche", "el cubanito" que por cierto dijo que jamás le llevaría una impresora. A su regreso Usted me dijo: "Cuba es una isla maldita, vengo acabado, se me ofrecían los hombres y las mujeres al por mayor... y siempre me quede con hambre... ya ni tuve tiempo de hablar con Darovih, pobre, esta loco" ¿Si lo recuerda?... 

30.- ¿Qué relación existe entre Usted y el joven que vive con Usted? ¿Es cierto que le brinda masaje por las noches? ¿Es cierto que lo va a llevar a Argentina de paseo? ¿Es cierto que Usted lo mantiene? ¿Es cierto que a su mama el padre Manuel Martínez le sobaba los senos en la confesión?...

31.- Señor Obispo, ¿por qué se esconde? muchos fieles han intentado comunicarse con Usted, e incluso lo han buscando en Guadalajara y usted se niega a atenderlos ¿Por qué? Varios fieles de Monterey, de la comunidad que Usted atiende, aseguran: Monseñor es cobarde y muy soberbio, al fin y al cabo es Argentino.

32.- Si a Usted no le interesa la Sociedad Sacerdotal Trento, o dice que son los malos, los perversos, ¿porqué me comentó que con la consagración de Monseñor Loya esperaba que muchos de Trento se afiliaran a Usted? Lo recuerda? o es una calumnia más...

33.- Una de las calumnias esparcidas entre los suyos, asegura que la división entre Usted y el Padre Manuel Martínez, el génesis de su odio es debido a que le fue infiel, un pleito homosexual, que incluso cuando el padre viajaba a Guadalajara con el grupo "San Juan Bosco" le hablo a Usted para decirle que se iba a matar. Y Usted me comento que  iba a Tijuana, para ver al padre Manuel, para que no se suicidara ¿es cierto o es una calumnia más? 

34.- ¿Por qué le tiene tanto coraje al padre Manuel Martínez? 

35.- ¿Recuerda a las muchachitas de "San Juan Bosco" que le pedían le enseñaran el ombligo, para que se levantarán la falda?... Las recuerda? 

36.- En su única visita relámpago a la comunidad de Cristo Rey, en la ciudad de La Paz, Baja California Sur, México, a la que usted catalogó de ejemplo, que por cierto su estadía tuvo un costo de más de 40, 000 pesos, donde se le regaló un cáliz de plata entre otras cosas; comunidad de la que Usted después hablo muy mal, como es su costumbre. Usted lo supo y se lo reitero, tal vez ese sea el motivo de su odio: a usted lo consideraron con su solideo, como un judío rabino con su kipa ¿lo recuerda? que su barba, su nariz pronunciada, su mirada y su "kipa" son propias del argentino judío. 

37.- Le aconsejo que cuando descanse por las noches, y cuando este tomado, sea sólo, pues es en esos momentos cuando en un "ataque del demonio" o "acto inconsciente" suele succionar lo impuro. ¡Cuídese! recuerde que no es ciudadano mexicano. 

38.- En los cuatro meses que viví en la Fundación San Vicente Ferrer tratando de agradar a Dios Nuestro Señor, jamás vi al señor obispo excomulgado, Juan José Squetino rezar el Santo Rosario, por el contrario, aunque lo lleva a la cintura me ordenó: "Che, dejáte de tanto Rosario, quieres salvar a todos con el Rosario... ¿y la doctrina qué?" Congruente con su postura antimariana, en la capilla de Atlajomulco, Jalisco, erigida en honor de María Auxiliadora, por motivos "estéticos" sacó la imagen patronal de la capilla, para ponerla arriaba de la chimenea; igualmente después de la santa misa tiene prohibido rezar la jaculatoria: "Santa María de Guadalupe reina de México, conserva nuestra fe y salva nuestra patria." Igualmente reprendió ásperamente al hermano Bernado Lara por la compra de una imagen de la Santísima Virgen María para su devoción particular, irritándose aún más porque se rezo la santa misa en su honor y se hizo procesión con la imagen.

"El signo más infalible e indudable para distinguir a un hereje, a un hombre de perversa doctrina, a un réprobo, de un predestinado, es que el hereje y el réprobo no tienen más que desprecio o indiferencia hacia la Santísima Virgen, procurando con sus palabras y ejemplos disminuir su culto y amor, unas veces manifiesta y otras ocultamente y aún más en ocasiones con pretextos aparentemente atendibles." San Luis María G. de Montfort, 'Tratado de la verdadera devoción', No. 30.

39.- Hay un silogismo erróneo que tiene el señor obispo excomulgado, "Yo soy soy la Iglesia, la iglesia no se puede equivocar, luego entonces, quien no está conmigo, está contra la Iglesia". En el trastorno mental que sufre señor obispo excomulgado, usted nunca miente, usted es perfecto, impoluto, santo; todos los que no se sujetan a usted son perversos, por ello usted descalifica a sus hermanos en el episcopado,  a los sacerdotes, a los mismos seminaristas. Quién está con usted es santo, quien le dice la verdad es perverso. “Los judíos tienen que ocultar su odio por los cristianos”. (Iore Dea 148, 12 h).

40.- El señor obispo excomulgado tiene un almacén de yerbas, líquidos, menjurjes, plantas, aceites, donde elabora ciertas substancias medicinales para la depresión, ansiedad, lujuria, etc. etc.

41.- Monseñor Squetino, o la mentira es connatural a Usted, o sufre de graves trastornos mentales.

42.- Señor Obispo, le invito en caridad ha ser Iglesia, deje de pensar y obrar como secta donde todos son malos, todos conspiran contra Usted; a sus feligreses les tiene prohibido asistir con otro sacerdote a recibir los sacramentos, quienes no piensan como Usted son herejes, cismáticos, excomulgados. Señor Obispo piense con la Iglesia Católica fundada por Nuestro Señor Jesucristo.

43.- Con todo respeto, don Juan José Squetino Shattenhofer: sus fantasías avalan su indudable capacidad inventiva pero vienen en ayunas de toda lógica, con la misma ligereza acusa, condena y desprecia  a sacerdotes, hombres de iglesia y a sus propios compañeros en el episcopado que no se pliegan a sus enseñanzas desviadas de la verdad, y cuanto más falsa es la acusación y menos pruebas aporta para sustentarla más gruesas son las palabras que utiliza. Le aseguro señor Obispo que cuando uno escucha sus sentencias, recuerdo la certera sentencia de Quevedo: "El exceso es el veneno de la razón". Es tal el exceso de sus palabras que sepulta cualquier argumento digno de tal nombre, si es que lo hubiera en sus procacidades. 

44.- A usted Squetino Sahttenhofer no le interesa ninguna verdad, sino es para atacar a sus adversarios, lo cuál provoca a su persona una verdadero enjambre de mentiras para proteger su espurio y enfermizo nombre propio de un narcisista.


III.- Sobre la carta del 25 de junio de 2019.

1.- ”Las aras que utilizo son solo dos, una en Arista, como le digo arriba y la otra en el altar del convento de Mercedes en Argentina, pues esas aras las consagró Mons. Victor von Pentz (Lino II) en Inglaterra cuando estuve con él. A mí, personalmente no me da ninguna garantía ni certeza el uso de esas aras que se “rescatan”” ¿Diga Usted que dice el Derecho Canónico? Usted se coloca por encima de los mandatos eclesiásticos, y se constituye en juez, congruente con su génesis en la cábala judía: "El hebreo es el dios viviente, el dios encarnado; es el hombre celeste, el Adán Kadmon. Los otros hombres son terrestres, de raza inferior. Sólo existen para servir al hebreo. Son pequeñas bestias.” Kaballah ad-Pentateuco, Fol. 97, Col. I;

2.- Dice que no son fiables las piedras, y cuando estuvo en La Paz,  llevó como oro molido tres reliquias, que una iba a regresar,  ¿Esas sí le dieron certeza? 

3.- “uno no sabe quién las consagró, si fueron consagradas, o si hay huesos de pollo o de gato o no hay nada.” ¿Qué elementos tiene para hacer esa afirmación? ¿Cuántas piedra ha visto con huesos de pollo o de gato?

4.- “Uno que pasó circunstancialmente con nosotros, usó el confesionario para  fines deshonestos,” Aquí en la comunidad de La Paz, se quejaron tres personas por su manera de confesar.

5.- “Padre, yo no lo llevé, acompañé a 4 víctimas que me lo pidieron porque no se animaban a ir solos por temor a las represalias contra ellos. Yo no firmé ningún papel, y no por temor a algo, sino porque no procedía legalmente.” Ese hecho que usted escribe, confirma su pecado tipificado en el derecho Canónico.

6.- “Padre, ante eso, cómo iba a dejar que ese hombre siguiera haciendo lo que hacía, habían más de 16 víctimas desde hacía muchos años.” ¿Y porque, si es que no miente, permitió al Padre Manuel Martínez, que según su testimonio tuvo más de 5 abusos de menores de edad, trato carnal con una monja, separación y adulterio sacrílego con la hija de don José? 





De antemano, agradezco a Monseñor Juan José Squetino Shattenhofer la multitud de improperios, señalamientos y aseveraciones sin fundamento contra mi persona, ¡muchas gracias monseñor! cuente con mis oraciones, el día que Usted guste podemos platicar, admiro muchos talentos que Usted tiene, creo que puede hacer mucho por la Iglesia Católica. 

Cuente con un  sacerdote para todo lo que sea la obra de Dios, no tengo ningún resentimiento contra Usted, por el contrario, por amor a Dios Nuestro Señor, por amor a la Iglesia y por amor a su alma escribo las presentes palabras, porque a un amigo se le habla con la verdad, se lo reitero: no soy cómplice ni cobarde, solamente un amigo de Dios y de su salvación eterna le puede decir la verdad en vías a su salvación eterna, en bien de la Iglesia y de la salvación eterna de las almas.

Finalmente, reitero el Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino Shattenhofer, es un verdadero peligro para la Iglesia Católica, por su costumbre consuetudinaria de conferir las ordenes sagradas en contra del Derecho Canónico, por sus costumbres propias de homosexuales, por sus doctrinas contrarias al Magisterio de la Iglesia, por su soberbia connatural a su personalidad, por su cobardía para enfrentar los problemas, por sus comentarios tóxicos [calumnias] contra sus hermanos en el episcopado, quien quebranta en cuanto está en su mano, las enseñanzas y mandatos de los Romanos Pontífices contenidas en el Derecho Canónico, con el sutil subterfugio del "estado de necesidad por la vacancia de la Sede Apostólica", prometiendo la eterna primavera, la solución a todos los males cuando se escoja al "Papa" contra Derecho Canónico por supuesto. 

Lo primero que hará el Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino Shattenhofer, cuando cumpla sus sueños mesiánicos de llevar en sus sienes la tiara espuria del pontificado, de convertirse en su añorado sueño o delirio del "Sumo Pontífice" en contra del Magisterio de la Iglesia, será excomulgar a sus opositores como lo hizo Pietro Pierleoni en el año 1130:“...viera Inocencio que por sus murallas penetraba el oro de su enemigo, huyó en abril o en mayo al Trastévere donde se escondió en la torre de su familia, mientras Anacleto celebraba tranquilamente en San Pedro la fiesta de la Pascua, excomulgaba a su contrincante, destituía a los cardenales que le eran contrarios, y designaba otros en su lugar. La defección declarada de los Frangipani dejó a Inocencio al descubierto y sin defensa, por lo que no le quedó otra alternativa que la fuga”. (F. Gregorovius, obra citada, vol. II, tomo II, Cap. III, p. 76, 77.) 

A la vista de los hechos, creo en verdad, que el Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino Shattenhofer, es un hombre de pecado, es el Jorge Mario Bergoglio de la Iglesia remanente, el intento del humilde fraile que aspira a ser semejante al Altísimo con la astucia luciferina judaica de la humildad, de la necesidad, quien pretende dividir al Pussilux Grex  con la "investidura"   del Sumo Pontífice.




“Abatida ha sido tu soberbia hasta los infiernos, cayó tu cadáver: debajo de ti se tenderá la polilla, y tu cobertura serán los gusanos. ¿Cómo caíste del cielo, ó Lucifer, que nacías por la mañana? ¿Cómo caíste en tierra, tú que llagabas las gentes? Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, sobre los astros de Dios ensalzaré mi solio, me sentaré en el monte del testamento, a los lados del Aquilón. Subiré sobre la altura de las nubes, semejante seré al Altísimo. Más al infierno serás precipitado en lo profundo del lago: Los que te vieren, se inclinarán a ti, y te contemplarán: ¿Por ventura es este el hombre, que conturbó la tierra, que estremeció los reinos?” Profeta Isaías XIV, 11.



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.