Ruiz Vallejo, Andrés Morello, Juan José Squetino Shattenhfer,


31 Dec
31Dec


“Reveló que todos los de su casa eran judíos, y que si su madre y hermanos iban a las Iglesias, lo hacían solo por cumplir con el mundo; que a su padre le había enseñado la ley un su hermano, mayor que él, y que todos sus antepasados eran igualmente judíos.” Familia Carvajal Tomo I, pág. 319.


El padre Sergio Ruiz Vallejo, con su verdadero apellido "Weisman", o su nombre religioso: Fray  Juan de Jesús de la Orden Mariana Carmelitana, tiene un pasado oscuro, un presente ilegítimo y un futuro tenebroso.

Sergio Ruiz Vallejo, en 1989 asumía el oficio de maestro en el seminario  de la Fraternidad San Pío X: “Nuestra Señora Corredentora”, de la Fraternidad San Pío X, ubicado en la Reja, Buenos Aires, Argentina; con plena y total autorización, amparo y protección de su socio de ocasión, protector y padrino clerical: Andrés Morello, hoy obispo y superior de la Compañia Jesús y María en la Patagonia. 

Es curioso que el sacerdote superior, rector del seminario de la Fraternidad San Pío X de “Nuestra Señora Corredentora”, en la Reja, Buenos Aires, Argentina;  en unión con su protegido, el sacerdote Ruiz Vallejo, salieron en diáspora con el piadoso motivo: "El seminario está infestado de judíos" ¿Cómo siendo rector no puso orden?, ¿Cómo siendo rector y con autoridad no expulsó a los judíos practicantes? 

Es evidente que existían judíos por los señalamientos del mismos rector, de los maestros del instituto religioso, como lo es, que existió un grupo hermético integrado hasta la fecha por: Sergio Ruiz Vallejo Weisman] quien es considerado como un rabino en su tierra, así como por Andrés Morello y su discípulo Juan José Squetino Schattenhofer. 

El rector Andrés Morello abandona el seminario por motivo de una grave infiltración judía, rector acusado de homosexualidad; llegan con cinco sacerdotes y veinte seminaristas a la Universidad Autónoma de Guadalajara, con un lenguaje antijudio, pero sus costumbres son de judíos, como el comer carne los viernes de cuaresma, rezar los salmos sin el gloria patri, blasfemar del santo nombre de Dios, despreciar flagrantemente el Derecho Canónico, y respirar un aire y semblante de santidad con sus institutos religiosos, faltando en todo a la moral, llenos de problemas morales, como la homosexualidad en particular.

Sergio Ruiz Vallejo se une al obispo Martínez en Guadalajara, Jalisco, siendo el alma de la división con la Universidad Autónoma de Guadalajara, un especialista en sembrar la división, la envidia, la difamación siempre desde la confesión y bajo el habito religioso escudandose en el santo nombre de Dios.

"En el judaísmo abundan esta clase de místicos; y a ellos se debe principalmente los grandes triunfos que ha ido logrando el imperialismo teológico de los hebreos, porque el niño o joven que ingresa en los seminarios del clero cristiano, sabe que va desempeñar la más santa labor de destrucción contra el enemigo capital del pueblo escogido: el cristianismo, y de manera especial la Iglesia Católica." 

Maurice Pinay, Complot contra la Iglesia, tomo III, capítulo XXIV.

Sergio Ruiz Vallejo [Weisman] que abandonó la Fraternidad San Pío X, con el total apoyo  de Andrés Morello, rector de la casa de estudios, por motivos de una flagrante infiltración de judíos de tal magnitud que era imposible controlar teniendo la autoridad de la casa de estudios.

En la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, fue evidente su ascendencia judía; lo cuál supo disfrazar o aparentar disfrazar con la muerte de su padre, enterrado con todas las ceremonias hebreas, para lo cuál Ruiz Vallejo explico: "Me acabo de dar cuenta que mi familia es judía, y que mi verdadero apellido es Weisman" 

Más tarde salió a la luz que el padre sanguinio de Ruiz Vallejo era de una familia de rabinos polacos, desde ese centro judío "Cahal" se ordenó cambiar el apellido e ingresar el seminario para controlar la reacción católica. 

Ruiz Vallejo, a quien se le atribuye ser Rabino judío infiltrado en la Iglesia Católica, en su conjunto con Andrés Morello, Juan José Squetino Shattenhfer, planearon para asegurar el liderazgo tradicionalista la espiritualidad monástica, por ello cada uno fundo su instituto religiosos: Compañia de Jesús y María, Fundación SanVicente Ferrer, Orden Mariana Carmelitana; todos "santos, inmaculados, perfectos", pero en la practica llenos de escándalos de homosexualidad, de faltas al Derecho Canónico, de un desprecio por los sacerdotes y sobre todo, una falsa devoción a la Santísima Virgen María.

El padre Ricardo Ruiz Vallejo, en España, es señalado por: Juan Diego Ortega Santana, de ascendencia judía y de pecados contra natura. Cabe mencionar que después de la presente publicación, se comunicó Ortega Santana para informar que ha recibido una multitud de amenazas pidiendo que informe: "Sí lo dije, pero, no para hacerlo público" sic. 


Juan Diego Ortega señaló a Ruiz Vallejo de ascendencia judía y de un problema de homosexualidad en 2010.

Ruiz Vallejo, Andrés Morello, Juan José Squetino Shattenhfer, son la cara pública del "cahal" en la tradición, el circulo de autoridad que los rodea, quienes son sus relevos, son marranos; los piadosos útiles se deben sujetar en la obediencia.

"Por otra parte, formaron asociaciones religiosas con objetivos titularmente católicos y bajo el patronazgo de algún santo cristiano, y las utilizaban como tapaderas para practicar sus ritos ancestrales. Racialmente, en sus creencias, y en gran parte de la práctica, continuaron siendo como habían sido antes de la conversión. Eran judíos en todo excepto en el nombre, y cristianos en nada, excepto en la forma." Cecil Roth, Los judíos secretos, página 27.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.