ALABANZAS DE DESAGRAVIO


Instrucción: Es aconsejable rezarlas ante el Santísimo Sacramento del altar, a cada invocación, se repite la misma; a ser posible de rodillas y con una cera encendida.


Bendito sea Dios.

Bendito sea su Santo Nombre.

Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero Hombre.

Bendito sea el Nombre de Jesús.

Bendito sea su Sacratísimo Corazón.

Bendita sea su Preciosísima Sangre.

Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.

Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.

Bendita sea la Gran Madre de Dios, María Santísima.

Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción. 

Bendita sea su gloriosa Asunción.

Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre. 

Bendito sea San José, su castísimo esposo. 

Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

Etiquetado:  Devociones

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.