Prácticas de piedad #Devociones


“El que me sirva, rezando diariamente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.” Primera promesa que la Virgen María reveló al Beato Alano de Rupe.

La devoción a la Santísima Virgen María debe ser fundamento del buen católico, pero debe planearla, conducirla y evaluarla.

Invocaciones de desagravio ante el Santísimo Sacramento del Altar.