Bendiciones al pueblo escogido en las Sagradas Escrituras.


10 Jul
10Jul


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


El presente estudio es utilizado únicamente con fines informativos, dando respuesta a muchas preguntas que hemos recibido, acudiendo para ello  a las Sagradas Escrituras y a documentos autorizados por la Santa Iglesia Católica.



“Dios es absolutamente inmutable” dogma de fe, las bendiciones o maldiciones dependen del cumplimiento o incumplimiento de la ley dada por Dios al pueblo judío.


1.- “Ved que el día de hoy os pongo delante la bendición y la maldición: la bendición, si obedeciereis a los mandamientos del Señor Dios vuestro, que yo hoy os intimo: la maldición, si no obedeciereis a los mandamientos del Señor Dios vuestro, sino que os apartareis del camino, que yo ahora os muestro, y anduviereis en pos de dioses ajenos, que no conocéis.” Deuteronomio XI, 26.


2.- “Si anduviereis en mis preceptos, y guardareis mis mandamientos, y los cumpliereis; os daré lluvias a su tiempo, y la tierra, producirá su esquilmo, y los árboles se cargarán de frutas. La trilla de las mieses alcanzarán a la vendimia, y la vendimia embarazará a la sementera: y comeréis vuestro pan en hartura, y sin miedo habitaréis en vuestra tierra. Daré paz en vuestros términos: dormiréis, y no habrá quien os espante. Quitaré las malas bestias: y espada no pasará por vuestros términos. Perseguiréis a vuestros enemigos, y caerán delante de vosotros. Cinco de vosotros perseguirán a ciento de los extraños, y ciento a espada vuestros enemigos delante de vosotros. Os miraré, y os haré crecer: seréis multiplicados, y afirmaré mi pacto con vosotros. Comeréis los más añejo de lo añejo, y sobreviniendo lo nuevo arrojaréis los añejo. Pondré mi tabernáculo en medio de vosotros, y no os desechará mi alma. Andaré entre vosotros, y seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Yo el Señor vuestro Dios: que os saqué de la Tierra de los Egipcios, para que no los sirvieseis, y que quebré las cadenas de vuestras cervices, para que anduvieseis derechos.” Levítico XXVI.


3.- “Y si oyeres la voz del Señor Dios tuyo, para cumplir y guardar todos los mandamientos, que yo te intimo hoy, el Señor te ensalzará sobre todas las gentes, que hay sobre la tierra. Y vendrán sobre ti, y te alcanzarán todas estas bendiciones: con tal que escuches sus mandamientos. Serás tú bendito en la ciudad, y bendito en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, y el fruto de tu tierra, y el fruto de tus bestias, las manadas de tus vacas, y los apriscos de tus ovejas. Benditos tus graneros, y benditas tus obras. Serás tú bendito cuando entres y cuando salgas. El Señor hará que caigan delante de ti tus enemigos, que se levantan contra ti: por un camino vendrán contra ti, y por siete huirán de tu presencia. Enviará el Señor bendición sobre tus cillas (graneros, bodegas), y sobre todas las obras de tus manos: y te bendecirá en la tierra que recibieres.” Deuteronomio XXVIII.


4.- “Te levantará el Señor como un pueblo santo para sí, según te lo ha jurado: si guardares los mandamientos del señor Dios tuyo, y anduvieres en sus caminos. Y verán todos los pueblos de la tierra que ha sido invocado sobre ti el nombre del Señor, y te temerán. El Señor hará que abundes en todos los bienes, en el fruto de tu vientre, y en el fruto de tus bestias, en el fruto de tu tierra, que juró el Señor a tus padres que a ti la daría. El Señor abrirá su bellísimo tesoro, el cielo, para que a su tiempo, de lluvia a tu tierra: y bendecirá todas las obras de tus manos, y darás prestado a muchas gentes, y tú de ninguno lo tomarás. El Señor te pondrá por cabeza, y no por cola: y estarás siempre encima, y no debajo: con tal que obedezcas los mandamientos del Señor Dios tuyo que yo te prescribo hoy, y los guardes y cumplas. Y no desvíes de ellos ni a la diestra, ni a la siniestra, ni sigas dioses ajenos, ni les des culto.” Deuteronomio XXVIII.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.