Domingo 22º después de Pentecostés.


Introito,Salmo 129, 3

Si miras, Señor, nuestros pecados, Señor, ¿quién resistirá? Mas en ti reside la misericordia, ¡oh Dios de Israel! Salmo:   Del fondo del abismo clamo a ti, Señor; Señor, oye mi voz.  Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre por los siglos, de los siglos. Amén. Si miras, Señor, nuestros pecados, Señor, ¿quién resistirá? Mas en ti reside la misericordia, ¡oh Dios de Israel!

Oremos

¡Oh Dios!, refugio y fortaleza nuestra, oye las piadosas plegarias de tu Iglesia, Tú, el autor mismo de toda piedad, y haz que consigamos eficazmente lo que con fe pedimos. Por nuestro Señor Jesucristo. F: Amén.

Epístola, San Pablo a los Filipenses I, 6-11

Hermanos: Tengo la seguridad en nuestro Señor Jesucristo de que quien comenzó en vosotros esta hermosa obra, continuará su perfeccionamiento hasta el día de Jesucristo. Y es justo que yo sienta esto de todos vosotros, porque os llevo en el corazón, ya que compartís la gracia que se me ha dado en mis prisiones y en la defensa y confirmación del Evangelio. Dios me es testigo de que os amo a todos vosotros con la ternura misma de Jesucristo. Y esto pido: que vuestra caridad abunde más y más en luz  y en  inteligencia, para que sepáis discernir lo que es mejor y seáis sinceros e intachables hasta el día de Cristo, llenos de frutos de justicia por Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.                           F: Deo gratias.

Gradual,Salmo 132, 1 

¡Oh, qué bueno y delicioso vivir los hermanos en unión! Es como un perfume valioso sobre la cabeza, que se desliza por la barba, la barba de Aarón.

Aleluya,Salmo 113, 1   

Aleluya, aleluya. Los que teméis al Señor, confiad en él; es vuestro amparo y vuestra defensa. Aleluya.

 Sequéntia sancti ✚ Evangélii secúndum Mateum XII, 15.

F: Glória tibi, Dómine.

En aquel tiempo: Fueron los fariseos y se confabularon para sorprender a Jesús en lo que hablase. Para lo cual le enviaron sus discípulos juntamente con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas el camino de Dios según la verdad, y sin consideración a quien quiera que sea, porque no miras a la calidad de las personas. Dinos, pues, ¿qué te parece, es lícito pagar tributo al César, o no? Mas Jesús, conociendo su perversidad, repuso: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le ofrecieron un denario. Díjoles entonces Jesús: ¿De quién es esta figura e inscripción? Y al responderle ellos: Del César, dijo entonces Jesús: Dad pues al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios.               F: Laus tibi, Christe.

Ofertorio, Ester 14, 12

Acuérdate de mí, Señor, tú que dominas sobre toda potestad; y pon en mi boca palabras rectas, para que puedan con ellas agradar al rey.

Secreta

Haz, ¡oh Dios misericordioso!, que esta oblación saludable nos libre sin cesar de nuestros propios pecados, y nos defienda de todo lo adverso. Por nuestro Señor Jesucristo.

Comunión, Salmo 16, 6

A ti invoco, Dios mío, tú me escucharás. Inclina a mí tu oído y escucha mis palabras.

Poscomunión

Habiendo recibido, Señor, los dones del sagrado misterio, te rogamos humildemente que sirva de auxilio a nuestra flaqueza lo que nos mandaste hacer en memoria tuya. Por nuestro Señor Jesucristo.  F: Amén.


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1869731840003983&set=pcb.1869732323337268&type=3&theater

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.