Domingo 23º después de Pentecostés.


Introito, Jeremías 29-11; Salmo 84

Dice el Señor: Yo abrigo pensamientos de paz y no de cólera; me invocaréis y os oiré; y haré volver a vuestros cautivos de todos los lugares. Salmo: Has bendecido, Señor, a tu tierra; has terminado con la cautividad de Jacob. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre por los siglos, de los siglos. Amén. Dice el Señor: Yo abrigo pensamientos de paz y no de cólera; me invocaréis y os oiré; y haré volver a vuestros cautivos de todos los lugares. 

Oremos

Te rogamos, Señor, absuelvas a tu pueblo de sus delitos, para que seamos libres, por tu bondad, de los lazos de los pecados que nuestra flaqueza nos ha hecho cometer. Por nuestro Señor Jesucristo. F: Amén.

Epístola, Filipenses 3, 17-21; 4, 1-3

Hermanos: Sed imitadores míos, y tened filos los ojos en los que se conducen según el modelo que os ofrecemos. Porque hay muchos, de quienes otras veces os he hablado (y ahora lo repito llorando), que se portan como enemigos de la Cruz de Cristo. Su fin es la perdición; su Dios el vientre. Ponen su gloria, precisamente, en lo que les debía servir de confusión; gustan sólo de las cosas terrenas. Mas nuestra morada está en los cielos, de donde también esperamos ardientemente como Salvador al Señor Jesucristo, el cual transformará nuestro cuerpo de miseria, en cuerpo semejante a su cuerpo glorioso, con el poder con que tiene sujetas a sí las cosas todas. Por tanto, carísimos y amadísimos hermanos míos, gozo mío y corona mía, estad así firmes en el Señor, Carísimos. Ruego a Evodia y suplico a Síntica que vivan en armonía en el Señor. Y también te ruego a ti, fiel compañero, que les atiendas, ya que trabajaron conmigo en favor del Evangelio, a una con Clemente y los demás que me ayudaron, cuyos nombres están en el libro de la vida. F:Deo gratias.

Gradual,Salmo 43, 8-9

Señor, tú nos salvas de nuestros enemigos; tú confundes a los que nos odian. † En Dios nos gloriamos de continuo y celebramos tu nombre por siempre.

Aleluya,Salmo 129, 1-2

Aleluya, Aleluya. † Desde el fondo del abismo clamo a ti, Señor. Señor, escucha mi oración. Aleluya.

Sequéntia sancti ✚ Evangéliisecúndum Mateum IX, 18.

F: Glória tibi, Dómine.

En aquel tiempo: Mientras hablaba Jesús a las turbas, llegóse a él un príncipe, y le adoró diciendo: Señor, acaba ahora de morir mi hija; pero ven, pon tu mano sobre ella, y vivirá. Levantóse Jesús y le fue siguiendo acompañado de sus discípulos. Al mismo tiempo, una mujer que padecía doce años flujo de sangre, llegándose por detrás, tocó la orla de su vestido. Porque se decía: Si logro tocar tan sólo su vestido, quedaré sana. Volviéndose Jesús, y mirándola, dijo: Te confianza, hija, tu fe te ha salvado. Y quedo sana la mujer desde aquella hora. Cuando llego Jesús a la casa de aquel príncipe, y vio los tañedores de flautas y la multitud alborotada, dijo: retiraos, pues la muchacha no está muerta, sino duerme. Y se burlaban de él. Expulsada la turba, entró Jesús y tomó a la joven por la mano, levantándose ésta al instante. Y divulgóse el suceso por todo aquel país.   F: Laus tibi, Christe.

Ofertorio, Salmo 129, 1-2

Desde el fondo del abismo clamo a ti, Señor; Señor, oye mi oración;  desde el fondo del abismo clamo a ti, Señor.

Secreta

Afirmando una vez más nuestra servidumbre, te ofrecemos, Señor, este sacrificio de alabanza, para que sigas dándonos propicio lo que sin merecerlo nos has concedido.  ¡Señor! Que tus sacramentos nos guarden, y defiendan siempre contra las asechanzas del demonio. Por nuestro Señor Jesucristo.

Comunión,San Marcos 11,24

En verdad os digo que todo lo que pidiereis en la oración, creed que lo recibiréis, y se os concederá.S: Dóminus vobíscum.F: Et cum spíritu tuo.

Poscomunión

Te rogamos, ¡oh Dios omnipotente!, no permitas que estén sujetos a los peligros humanos aquéllos a quienes concedes participar de los divinos misterios. Por nuestro Señor Jesucristo.  F: Amén.


https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1873986889578478&id=100009015560412



Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.