Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Introito, Isaias 61, 10 Salmo 29-2.

Mucho me gozaré en el Señor, y se regocijará mi alma en mi Dios, porque me ha revestido con vestidura de salud y me ha cubierto con manto de justicia, como a esposa con sus joyeles. Sl. Te ensalzaré, Señor, porque me has amparado, y no has permitido triunfe mis enemigos sobre mí. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre por los siglos, de los siglos. Amén. Mucho me gozaré en el Señor, y se regocijará mi alma en mi Dios, porque me ha revestido con vestidura de salud y me ha cubierto con manto de justicia, como a esposa con sus joyeles.


Oremos

¡Oh Dios!, que por la Inmaculada Concepción de la Virgen, has preparado digna morada a tu Hijo; te suplicamos que, así como por la muerte prevista de este tu Hijo la has preservado de toda mancha, nos concedas también, por la intercesión de María, llegar puros hasta ti. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo, que contigo vive y…  F: Amén.


Epístola, Proverbios 8, 22-35.

El Señor me ha creado, primicias de sus caminos, antes de todas sus obras. Desde la eternidad fui constituida, desde el comienzo, antes de los orígenes de la tierra. Aún no existían los oceanos, y yo estaba ya concebida; aún no habían brotado las fuentes, no estaban asentados los montes, antes de los collados, había yo nacido; aún no había hecho la tierra, ni los campos, ni la materia del polvo de la tierra. Cuando él preparaba los cielos, allí estaba yo; cuando trazó un circulo sobre la faz del abismo, cuando sujetó las nubes en lo alto, y afianzó las fuentes del abismo cuando fijó sus límites al mar para que las aguas no traspasaran sus orillas; cuando trazó los cimientos de la tierra, junto a él me hallaba yo como artífice y era cada día sus delicias jugueteando sin cesar ante él, jugueteando en su globo terrestre y deleitandome en los hijos de los hombres. Ahora, pues, hijos, oídme: Dichosos los que siguen mis caminos. Oíd mis instrucciones, y sed cuerdos, y no las desechéis. Dichoso el hombre que me oye y vela diariamente a mis puertas, guardando sus postigos. Quien me halla, ha hallado la vida, y alcanza el favor del Señor. F: Deo gratias.


Gradual, Judit 13-23; 15-10.    

Bendita tú, Virgen María, ante el Dios Altísimo, sobre todas las mujeres de la tierra. § Tú eres la gloria de Jerusalén, tu la alegría de Israel, tú la honra de nuestro pueblo.


Aleluya, Cantar de los cantares 4-7. 

Aleluya, aleluya. § Toda hermosa eres, María, y no hay en ti mancha original. Aleluya.


S: Sequéntia sancti ✚ Evangélii secúndum Lucam I, 26.

F: Glória tibi, Dómine.

En aquel tiempo: Envió Dios al ángel Gabriel a Nazaret, ciudad de Galilea, a una virgen desposada con un varón  llamado José, de la casa de David, y el nombre de la Virgen era María. Y, habiendo entrado el ángel a ella le dijo: Dios te salve, llena de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres.     F: Laus tibi, Christe.


Ofertorio, San Lucas 1-28.

Dios te salve, María, llena de gracia; el Señor es contigo; bendita tú, entre todas las mujeres, alelluya.


Secreta

Recibe, Señor, la hostia de salvación que te ofrecemos en la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, y haz que, así como la proclamamos limpia de toda mancha, por haberla tú prevenido con tu gracia, así, su intercesión nos libre de toda culpa. Por nuestro Señor Jesucristo.


Comunión.

Se ha proclamado tu gloria María, porque grandes cosas ha hecho en ti el poderoso.


Poscomunión

Los sacramentos que hemos recibido, ¡oh señor Dios nuestro!, reparen en nosotros las heridas de aquella culpa de la que por favor singular preservaste a la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. Por nuestro Señor Jesucristo. F: Amén.





Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.