Purificación de la Santísima Virgen María.


Introito, Salmo 47.10-11

Hemos recibido, oh Dios, tu misericordia, en medio de tu templo; como tu nombre, oh Dios, así tambien tu alabanza resuena hasta los confines de la tierra; tu diestra está llena de justicia. Salmo: Grande es el Señor y muy digno de alabanza, en la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como  era en un principio, ahora y siempre por los siglos, de los siglos. Amén. Hemos recibido, oh Dios, tu misericordia, en medio de tu templo; como tu nombre, oh Dios, así tambien tu alabanza resuena hasta los confines de la tierra; tu diestra está llena de justicia.


Oremos

Omnipotente y sempiterno Dios, humildemente suplicamos a tu majestad que, así como tu Unigénito Hijo fue en el día de hoy presentado en el Templo revestido de nuestra carne, así también hagas que te seamos presentados nosotros con el alma purificada. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. F: Amén.


Epístola, Malaquías 3. 1-4

Esto dice el Señor Dios: He aquí que envío a mi heraldo para que prepare el camino ante mí. Y en seguida vendrá a su Templo el Señor, a quien vosotros buscáis, y el ángel de la alianza, que vosotros deseáis. He aquí que llega, dice el Señor de los ejércitos. Y ¿quién podrá soportar el día de su venida, quién seguirá en pie cuando él aparezca? Porque él será como fuego abrazador, y como lejía de bataneros; se sentará para fundir y purificar la plata, y purificará a los hijos de Leví, y los acrisolará como el oro y la plata. Y así ofrecerán al Señor con justicia los sacrificios. Y será grato al Señor el sacrificio de Judá y de Jerusalén, como en los tiempos pasados y como en los años antiguos, dice el Señor omnipotente.    F: Deo gratias. 


Gradual, Salmo 47.10-11,9

Hemos recibido, ¡oh Dios!, tu misericordia, en medio de tu templo. Como tu nombre, ¡oh Dios!, así resuena tu alabanza hasta los confines de la tierra. Como lo oís, así lo vimos en la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo.


Aleluya

Aleluya, aleluya. El anciano lleva al niño, pero el niño guía al anciano. Aleluya.


Sequéntia sancti ✚ Evangélii secúndum Lucamm II, 22.

Glória tibi, Dómine.

En aquel tiempo: Cumplidos los días de la purificación de María, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: “Todo varón primogénito será consagrado al Señor.” Y para ofrecer como sacrificio, conforme está mandado en la Ley del Señor, un par de tórtolas, o dos pichones. Había a la sazón en Jerusalén un hombre justo y temeroso de Dios, llamado Simeón, que esperaba la consolación de Israel y en quien moraba el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no moriría antes de ver al Ungido del Señor. Y así, vino movido por el Espíritu al Templo. Y al entrar los padres con el niño Jesús, para practicar con él lo prescrito por la Ley, tomóle Simeón en sus brazos, y bendijo a Dios diciendo: Ahora, Señor, puedes ya dejar ir a tu siervo en paz, según tu palabra; porque han visto mis ojos tu salvación, que haz prometido a la faz de todos los pueblos, luz para iluminación de las naciones y para gloria de tu pueblo Israel. F: Laus tibi, Christe.


Ofertorio, Salmo 44.3

La gracia de Dios ha sido derramada en tus labios, por eso te ha bendecido Dios por siempre, y por los siglos de los siglos.


Secreta

Oye, Señor, nuestras súplicas; y para que sean dignos los dones que ofrecemos en presencia de tu majestad, concédenos el auxilio de tu amor. Por nuestro Señor.


Comunión,  San Lucas 2,26

Simeón había recibido del Espíritu Santo la revelación de que no moriría sin ver antes al Ungido del Señor.


Poscomunión

Te rogamos, Señor y Dios nuestro, que los sacrosantos misterios que has establecido para afianzar la obra de nuestra redención, sean, por la intercesión de la Santísima Virgen María, remedio para nuestros males presentes y futuros. Por nuestro Señor Jesucristo.  F: Amén.



Etiquetado:  santa misa

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.