Santa Misa dominical #Ordinario de la misa


Ordinario de la Santa Misa en latín.

Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.

Dios te salve, María, llena de gracia; el Señor es contigo; bendita tú, entre todas las mujeres, alelluya.

Más información
Domingo 2º de Adviento.

¿Qué salisteis a ver? ¿Un profeta? Ciertamente, y aun más que profeta. Él es de quien está escrito: He aquí que envío mí ángel ante tu faz, para que prepare tu camino ante ti.

Más información
Domingo 1º de Adviento.

Y entonces verán al Hijo del hombre venir sobre una nube con gran poder y majestad.

Más información
6º Domingo después de Epifanía.

Es semejante el reino de los cielos a un grano de mostaza, que toma un hombre y lo siembra en su campo.

Más información
Domingo 22º después de Pentecostés.

Dad pues al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios.

Más información
Domingo 21º después de Pentecostés.

El reino de los cielos es comparable a un rey que quiso tomar cuentas a sus siervos. Y, para comenzar, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.

Más información
17º Domingo después de Pentecostés.

Maestro ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor, tu Dios, de todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todo tu entendimiento.

Más información
10º Domingo después de Pentecostés.

Todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado.

Más información
8º Domingo después de Pentecostés.

Porque los hijos de este siglo son en sus negocios más sagaces que los hijos de la luz. Así os digo yo a vosotros: Haceos amigos con el inicuo dinero para que cuando él os faltare, aquéllos os reciban en las eternas moradas.

Más información
Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

¡Oh Dios de la fortaleza, fuente de toda perfección! Infunde en nuestros corazones el amor de tu nombre y aumenta en nosotros la virtud de la religión.

Más información
Santos Apóstoles San Pedro y San Pablo.

Señor, por la intercesión apostólica, defiende contra toda adversidad a los que has alimentado con el Manjar celestial. Por nuestro Señor Jesucristo. F: Amén.

Más información
Natividad de San Juan Bautista.

Desde el vientre de mi madre me llamó el Señor por mi nombre, e hizo de mi boca como una espada de dos filos; me protegió con su diestra, e hizo de mí como una saeta escogida.

Más información