EL SANTÍSIMO Y DULCE NOMBRE DE JESÚS: VALOR DE LOS DÉBILES.


Sobre la importancia del Santísimo Nombre de Jesús

El Nombre de Jesús es el brillo de los predicadores, porque de Él les viene la claridad luminosa, la validez de Su mensaje y la aceptación de Su palabra por los demás. ¿De dónde piensas que procede tanto esplendor y que tan rápidamente se haya propagado la Fe por todo el mundo, sino por haber predicado a Jesús? ¿Acaso no por la luz y dulzura de este
Nombre, por el que Dios nos llamó y condujo a Su Gloria? Con razón el Apóstol, a los elegidos y predestinados por este Nombre luminoso, les dice: en otro tiempo fuisteis tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor. Caminad como hijos de la luz.

¡Oh Nombre glorioso, nombre regalado, nombre amoroso y santo! Por ti las culpas se borran, los enemigos huyen vencidos, los enfermos sanan, los atribulados y tentados se robustecen, y se sienten gozosos todos. Tú eres la honra de los creyentes, Tú el Maestro de los predicadores, Tú la fuerza de los que trabajan, Tú el valor de los débiles. Con el fuego de Tu ardor y de Tu celo se enardecen los ánimos, crecen los deseos, se obtienen los favores, las almas contemplativas se extasían; por Ti, en definitiva, todos los Bienaventurados del Cielo son glorificados.

Haz, Dulcísimo Jesús, que también nosotros reinemos con ellos por la fuerza de Tu Santísimo Nombre.


San Bernardino de Siena


El Papa Gregorio X, poco después de la celebración del segundo concilio de Lyon (1274), encomendó a los frailes Predicadores la promoción de la alabanza y veneración del Santísimo Nombre de Jesús, siendo el Beato Juan de Vercelli (t 1283), Maestro entonces de la Orden, uno de los que con más ardor se dedicó a esa promoción.


LETANÍAS DEL SANTO NOMBRE DE JESÚS


-Señor, ten piedad de nosotros

-Cristo, ten piedad de nosotros

-Señor, ten piedad de nosotros

-Cristo, óyenos

-Cristo, escúchanos

Se repite

-Dios, Padre Celestial,

-Dios Hijo, Redentor del mundo,

-Dios Espíritu Santo,

-Santísima Trinidad, un solo Dios,

-Jesús, Hijo de Dios vivo,

-Jesús, Esplendor del Padre,

-Jesús, Pureza de la luz eterna,

-Jesús, Rey de la gloria,

-Jesús, Sol de Justicia,

-Jesús, Hijo de la Virgen María,

-Jesús, Amable,

-Jesús, Admirable,

-Jesús, Dios fuerte,

-Jesús, Padre del siglo futuro,

-Jesús, Mensajero del Plan Divino,

-Jesús, Todopoderoso,

-Jesús, Pacientísimo,

-Jesús, Obedientísimo,

-Jesús, Manso y Humilde de corazón,

-Jesús, amante de la castidad,

-Jesús, Amador nuestro,

-Jesús, Dios de paz,

-Jesús, Autor de la vida,

-Jesús, modelo de virtudes,

-Jesús, celoso de la salvación de las almas,

-Jesús, Nuestro Dios,

-Jesús, Nuestro refugio,

-Jesús, Padre de los pobres,

-Jesús, Tesoro de los fieles,

-Jesús, Pastor Bueno,

-Jesús, Verdadera Luz,

-Jesús, Sabiduría eterna,

-Jesús, Bondad Infinita,

-Jesús, Camino y Vida nuestra,

-Jesús, Slegría de los ángeles,

-Jesús, Rey de los patriarcas,

-Jesús, Maestro de los apóstoles,

-Jesús, Doctor de los Evangelistas,

-Jesús, fortaleza de los Mártires,

-Jesús, luz de los Confesores,

-Jesús, pureza de las vírgenes,

-Jesús, corona de todos los Santos,

Ten misericordia de nosotros.

-Senos propicio

Perdónanos, Jesús.

-Senos propicio

Escúchanos, Jesús.

-De todo mal,

-De todo pecado,

-De tu ira,

-De las asechanzas del demonio,

-Del espíritu impuro,

-De la muerte eterna,

-Del menosprecio de tus inspiraciones,

-Por el misterio de tu santa encarnación,

-Por tu natividad,

-Por tu infancia,

-Por tu divinísima vida,

-Por tus trabajos,

-Por tu agonía y Pasión,

-Por tu cruz y desamparo,

-Por tus sufrimientos,

-Por tu muerte y sepultura,

-Por tu resurrección,

-Por tu ascensión,

-Por tu institución de la santísima Eucaristía,

-Por tus gozos,

-Por tu gloria,

Líbranos, Jesús.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

Perdónanos, Jesús.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

Escúchanos Jesús.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

Ten misericordia de nosotros Jesús.

-Jesús, óyenos.

-Jesús, escúchanos

Se repite

ORACIÓN


      Te pedimos Señor, que quienes veneremos el Santísimo Nombre de Jesús disfrutemos en esta vida de la dulzura de Su gracia y de Su gozo eterno en el Cielo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

Etiquetado:  santoral

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.