Santos Faustino y Jovita


Mártires

† decapitados hacia el año 121 en Brescia

Estos dos hermanos, porque explicaban la doctrina Evangélica, fueron puestos en prisiones, y condenados a las Fieras; pero estas, sin tocar a los Siervos de Cristo, despedazaron a los Ministros de los ídolos. Con el plomo derretido, que derramaban en las bocas de los Santos, fueron abrazados, no ellos, sino los Verdugos. Arrojados al Mar; el Ángel, que los había confortado en la durante su encarcelamiento, los sacó también del peligro. Finalmente, fueron decapitados en torno al año 121.


MEDITACIÓN

SOBRE EL AMOR AL PRÓJIMO


I. Debes amar a tu prójimo como a ti mismo, porque has sido creado a imagen de Dios, y Jesucristo, que ha muerto por él, así te lo ha mandado. ¿Cómo observas este precepto? ¿Dónde está tu compasión por los pobres y miserables? ¡Ah! muy lejos de amar a tus hermanos, tu corazón está lleno de envidia, de cólera, de odio contra ellos. Jesucristo te tratará como hayas tratado a los demás.


II. Debes amar a todos los hombres, porque Jesucristo ha muerto por todos y todos son tus hermanos en Jesucristo. Pero, hay infieles, herejes, pecadores… ¿Qué importa? ¿Te ha revelado Él acaso que no dejarán su infidelidad o el camino del vicio? Tal vez un día sean más grandes que tú en el cielo. Dios te amó cuando eras pecador, a fin de hacerte pasar del estado de pecado al de gracia (San Agustín).


III. ¿Quieres saber si tu amor para con el prójimo es puro, sincero y según Dios? Mira si haces a los demás lo que quisieras que te hagan a ti. Si eres pobre, si estás afligido o enfermo, ¿no te gustaría ser socorrido y aliviado? ¿Te resultaría agradable ser maltratado, ser objeto de burla, calumniado; en una palabra, tratado como tratas a los demás? Aplícate esta regla y descubrirás las faltas que cometes contra el prójimo. Según la medida con que midieres, serás medido, ha dicho Nuestro Señor Jesucristo.


La caridad para con el prójimo.

Orad por el acrecentamiento de la caridad fraternal.


ORACIÓN


Oh Dios, que nos regocijas con la anual solemnidad de los Santos Mártires Faustino y Jovita; concédenos benigno, que seamos encendidos con los ejemplos, de quienes nos alegraron con sus méritos. Por J. C. N. S.

Fuentes: Martirologio Romano (1956), Santoral de Juan Esteban Grosez, S.J. Tomo I; Patron Saints Index.


Etiquetado:  SANTORAL

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.